Héctor López

Héctor López

Ahora que los Yankees de Nueva York están en Panamá para dos partidos de exhibición, vamos a recordar al primer panameño en jugar con la famosa novena: Héctor López.

López nació el 8 de julio de 1929 en Colón, ciudad ubicada al norte de Panamá.  Debutó en el Béisbol Organizado en 1951 con “St. Hyacinthe Saints”, novena independiente de la Liga Provincial en Canadá, bateando .297.  Al siguiente año, este equipo fue adquirido por los Atléticos de Filadelfia y López tuvo tremenda temporada registrando .329 de promedio.  El panameño siguió mejorando y para 1955, los Atléticos, quienes esa temporada se habían mudado para Kansas City, entendieron que estaba lista para las Grandes Ligas.

López debutó el 12 de mayo, convirtiéndose en el segundo panameño en jugar en las Grandes Ligas (el primero fue Humberto Robinson).  Ese día, frente a los Medias Rojas de Boston en Fenway Park, bateó de 3-1 con un error, jugando la intermedia.

Su primer año fue muy bueno bateando .290, 15 jonrones y 68 carreras empujadas, jugando dos posiciones: antesala e intermedia.

El 26 de mayo de 1959, López y el lanzador Ralph Terry (recordado por el jonrón que le dio Bill Mazeroski en la Serie Mundial de 1960), fueron cambiados a los Yankees por los lanzadores Johnny Kucks y Tom Sturdivant; y el jugador del cuadro Jerry Lumpe.

De las casi ocho temporadas con los Yankees (1959-66), López fue regular en cinco de ellas jugando la tercera base y el jardín izquierdo.  También defendió la intermedia y el jardín derecho. Su mejor temporada con Nueva York fue en 1959 cuando bateó .283, 16 jonrones y 69 carreras impulsadas.

Fue el periodo más feliz para el panameño pues con los Yankees participó en cinco series mundiales (1960, 1961, 1962 1963 y 1964), ganando dos de ellas (1961 y 1962); bateando .286, un jonrón y siete carreras empujadas.

De por vida, en doce temporadas en las Grandes Ligas (1955-66), López bateó para .269, 136 jonrones y 561 carreras impulsadas.

En 1969, se convirtió en el primer negro en dirigir una novena en la triple A (Buffalo).  Posteriormente fue escucha de los Gigantes de San Francisco y Yankees de Nueva York; y también trabajó como “coach” en el sistema de ligas menores de los Yankees.

Luego de finalizar su carrera en el béisbol organizado se estableció en Panamá y por 20 años ocupó la posición de Director de Recreación en Hempstead.

Pero definitivamente lo que más atesora López fue cuando perteneció a los Yankees de Nueva York.  Al respecto dijo: “Yo jugué con el mejor equipo del Mundo y nadie me puede quitar eso.”

 

Fuente de información:

www.baseball-reference.com

Héctor López por Jim Sargent (SABR Baseball Biography Project)